Gabriel Molina-Prados, obtuvo el Perle de Honor socio-cultural 2011

Gabriel Molina-Prados

Hace unos pocos días podíamos leer como se acababan de publicar las bases que regularán la elección de los galardones “Perlés de Honor” 2012 que entregará el pueblo de Herencia durante la celebración de sus carnavales.

El plaso de presentación de nominaciones estará abierto hasta el próximo 30 de diciembre, si bien, desde la Asociación Carnaval de Herencia queremos aprovechar la ocasión para recordar los galardonados del Carnaval 2011, y empezamos con DON GABRIEL MOLINA-PRADOS GARCIA-VALDIVIESO, Perlé de Honor en el ámbito socio-cultural.

Estas fueron las razones para que la Comisión del Carnaval decidiera otorgarle este galardón:

Desde hace décadas los herencianos han podido ver siempre en su pueblo a esta persona estrechamente relacionada a la cultura musical popular de la localidad.

Desde muy joven en la Banda, tocando el requinto, se fue formando musicalmente demostrando un gran virtuosismo. Autodidacta se fue convirtiendo a lo largo de los años, y estas veces con el saxofón, en el referente musical de Orquestas, Grupos y Charangas que han amenizado las calles de la localidad llenándolas de multitud de notas y ritmos.

Durante unos años en la Charanga La Copa, junto con más herencianos amantes de nuestro Carnaval, acercaron los sones carnavaleros a todos los rincones del pueblo.

Aun hoy, y pese a que la salud últimamente le ha dado algún que otro disgustillo sigue aferrado en su instrumento en la Agrupación Musical Santa Cecilia, poniendo el mismo tesón en la interpretación de las partituras musicales que en sus años de juventud.

Su pasión por la música no entiende de edades, ni de estados de ánimo.

Sin embargo, su labor por la cultura musical de este pueblo no queda circunscrita a lo anteriormente mencionado.

Ahora, en el siglo XXI, hablar de Academias Musicales, de Conservatorios, de Carreras Musicales… es algo frecuente; sin embargo hace cuarenta o cincuenta años estos términos eran una utopía solo al alcance de unos cuantos y por supuesto muy lejanos para un pueblo pequeño y humilde como el de Herencia.

Así, en nuestra localidad si alguien tenia el estimulo de aprender música, pero de verdad (con su “Solfeo y todo”), solo tenia un camino. Ponerse en las manos de un hombre que sacaba tiempo después de su trabajo en el campo o en los albañiles para, en su propia casa, impartir sus conocimientos a los jóvenes que los deseaban.

En estos momentos sus manos rudas y encallecidas se llenaban de un entusiasmo y sentimiento especial para marcar los compases, y su garganta entonaba las notas de los pentagramas ante las miradas atentas de aquellos discípulos musicales.

Los métodos de aprendizaje del momento (el Hilarión Eslava o el Progreso Musical) eran enseñados por este personaje con toda la paciencia del mundo para atraer a unos jóvenes que muchas veces estaban más pendientes del juego y la travesura.

Sin estudios pedagógicos supo transmitir su cariño por la música a decenas de muchachos, hoy ya hombres conocidos por todos nosotros.

Gracias a esta labor desinteresada (nunca cobro nada por ello) la Banda de Música permaneció en la localidad durante décadas siendo el enlace necesario salieron con una cultura musical que ha finales del siglo XX se hizo mas cercana para todos.

Pero no solo, en este aprendizaje dedico su tiempo. Cuando en esos años el Ayuntamiento no podía costear a un Director Musical en el pueblo, el ejerció las funciones desde director. Y así estuvo a lo largo de los años defendiendo la dirección de multitud de partituras que previamente estudiaba hasta la última nota en sus escasos ratos libres.

Cuando los nuevos cambios culturales hicieron mella en la sociedad y a Herencia llegaron los primeros directores de la reciente creada Escuela de Música, Gabriel cedió su puesto sin aferrarse a falsos orgullos, y fue siempre alguien en el que los sucesivos directores se han ido apoyando para el desarrollo de sus funciones.

No cabe duda de la importancia de este personaje en el desarrollo cultural dentro de la sociedad Herencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here