Martes: Día del Ofertorio

A las once de la mañana se repetirá el funeral de las ánimas con las asistencias pertinentes.

A las tres de la tarde, el ayuntamiento ofrece el “Puñao”, el cual ya es una tradición Herenciana; El ayuntamiento, ofrece a todos los que se presenten en la puerta de la casa consistorial, la cantidad de cacahuetes o alcahuetas que cabe en un puño. La gente se reúne allí a hablar de cualquier tema con personas de todo el pueblo.

A las tres y media, se da inicio al desfile de carrozas y grupos de animación. Este desfile ha alcanzado una solera impresionante, pues ya no solo viene gente del pueblo a participar, sino que también, gente de la región y a veces de fuera de ella.

En este desfile, se alcanza un nivel tremendo de profesionalidad por lo que se recomienda encarecidamente verlo alguna vez. Después del ofertorio, cuya hora de finalización es totalmente relativa, se darán los premios de este desfile, además de tener el baile característico.